Ahora que vuelven las reuniones de familiares y amigos, no falles con las copas

Poco a poco vamos recuperando la normalidad y prueba de ello la encontramos en que ya se van relajando las diferentes restricciones con las que cuenta nuestro país. Además, todos los países que se encuentran en nuestro entorno también han ido relajando las medidas aplicadas con el paso de las fechas y es que día tras día, con la llegada de nuevas vacunas y con el aumento en el número de entregas de las que ya teníamos, lo cierto es que las cifras de la pandemia van disminuyendo, aunque a paso lento, van bajando día tras día. Así, esto propicia que, aunque todavía con mascarilla y manteniendo una distancia prudencial, lo cierto es que poco a poco vamos recuperando la normalidad en nuestro día a día. Desde volver a disfrutar de la cultura en directo, a volver a quedar con los amigos y familiares, todo va volviendo. Es por ello por lo que ahora que vuelven las reuniones de familiares y amigos, te recordamos que es muy importante que no falles con las copas para poder presumir de buen anfitrión.

Como os decimos, aunque pongamos todo de nuestra parte, lo cierto es que para ser un buen anfitrión debemos de tener claras una serie de cuestiones y es que más o menos todos tenemos controlado para que es cada tenedor o cada cuchillo, pero, ¿sabemos para qué es cada copa? A continuación, os ayudamos a diferenciarlas:

  • Copa Flauta. Se usa también para servir el champagne. Al igual que ocurre con la Tulipán, su forma evita la pérdida rápida del gas.
  • Vaso Huracán. El vaso huracán (hurricane glass) tiene un aspecto muy atractivo, con forma de huracán y con una gran capacidad, es un recipiente perfecto para copas y cócteles tropicales, exóticos y con frutas que lleven importantes decoraciones. Es muy popular en el verano y en las playas, sobre todo para una piña colada o un chi-chi. Es un vaso cómodo llamativo y amplio, su capacidad aproximada es de entre 445 y 680 ml.
  • Copa para Vino Blanco. La copa de vino blanco posee un cuello largo para que sea sostenida por allí y no modifique la temperatura en la que el vino se sirve. A diferencia de la copa de vino tinto esta es más corta. Es de cristal suave y claro. El recipiente en sí es amplio, abriéndose hacia arriba. Es un diseño moderno, ideal para saborear a fondo la frescura del vino blanco y de algunos cócteles.Tiene una capacidad de aproximadamente entre unos 175 y 235 ml.
  • Copa para Vino Tinto. Con un aspecto sólido, como para reflejar la fortaleza de un buen vino tinto, este vaso es apropiado también para los claretes. El borde es lo suficientemente ancho como para permitir que el vino pueda respirar sin mayores problemas. La copa de vino tinto, a diferencia de la de vino blanco, tiene un tamaño más amplio, es más ancha y su boca es más grande, lo que permite respirar mejor al vino, exhalando correctamente su aroma. Por otro lado, y ahora al igual que en la copa de vino de blanco, su cuello es largo para no permitir que el calor de la mano modifique la temperatura del contenido. Esta copa se utilizará en la elaboración de algunos cócteles. Su capacidad es algo mayor que esta última y ronda entre los 235 y los 295 ml.
  • Vaso Pilsen. El vaso pilsen es largo y ancho, es muy atractivo y se utiliza prácticamente en la gran mayoría de los casos para servir una buena cerveza, aunque también se utiliza para preparar algunos cócteles. Su base es amplia y resistente, de un vidrio fuerte, tiene un peso algo mayor que los que hemos visto en general y su capacidad es aproximadamente de entre unos 300 y unos 475ml. Debe tomarse por la base al presentarlo.
  • Jarra de cerveza. La jarra de cerveza (beer mug) esta hecha de vidrio grueso, es consistente y generalmente tiene un peso más grande que el resto de los recipientes. Es el recipiente típico para servir cerveza y generalmente se coloca unos minutos en el congelador antes de servir cerveza en él, lo que le brinda una leve capa de hielo, ayuda a mantener la frescura de la cerveza y principalmente, mejora la presentación haciéndola más atractiva y vistosa. Es larga, ancha y tiene un mango, su capacidad generalmente varía aproximadamente entre los 300 y los 450 ml. Así, si vosotros queréis ser unos buenos anfitriones y servir una buena cerveza fresca en una jarra a la altura de las expectativas, nosotros os recomendamos que optéis por acudir a Giona premium glass, donde encontraréis las mejores copas para cada ocasión, algo que sin duda alguna os convertirá en los mejores anfitriones de la ciudad.
  • Jarra de café irlandés o vaso Toddy. La jarra de café irlandés (irish cofee mug) es el recipiente perfecto para bebidas y preparaciones que se sirven calientes, como por ejemplo el hot toddy o alguna copa con el típico y clásico licor irlandés Baileys. Es también una jarra relativamente amplia, tiene la medida justa para el tipo de copas en los que se utiliza y es cómoda, tiene un aspecto atractivo y posee un mango que cumple una importante función cuando se trata de tragos calientes que generalmente llevan café, chocolate, cremas y licores. Su capacidad estimada se encuentra entre los 235 y los 300 ml.

La copa Pousse-Café, una gran desconocida

La copa Pousse-Café es un vaso alto, muy estrecho, cuyo uso está limitado, prácticamente, a esa bebida. De todos modos, no faltan quienes lo usen para servir licores porque resulta ser un buen vaso para degustar licores caseros.

Higiene y limpieza: dos valores básicos para definir nuestra propia imagen y la de nuestro entorno

Resulta lógico pensar que la limpieza y la higiene es un factor que solo aporta beneficios a nuestra vida diaria. Se trata de algo que juega un papel fundamental a la hora de prevenir posibles accidentes en el trabajo o en casa, que nos permite obtener una mejor organización a todos los niveles y que hace posible, además de todo eso, que podamos prevenir problemas de salud como el coronavirus, del que tenemos experiencias recientes. De hecho, la higiene y la limpieza han sido dos de las claves para intentar mantener alejado al virus de nuestro entorno desde su aparición hace ya un año y medio.

Desde la irrupción de la pandemia, ha crecido a todos los niveles la apuesta de particulares y empresas por la limpieza, el orden y la higiene. Y no es para menos. Desde Servinet del Vallés nos han comentado que se ha disparado la demanda de este tipo de servicios especialmente en empresas pero también en comunidades de propietarios. Y es que una vida cómoda y segura en el hogar es una de las cuestiones que podríamos considerar como pilares de nuestra vida. Sin limpieza, orden e higiene, desde luego, tendríamos muy complicado conseguir cierta calidad de vida.

No nos extraña en absoluto que, con estas impresiones, las empresas de limpieza estén viviendo un gran momento a pesar de que la situación económica de nuestro país no sea la mejor. Han sido negocios a los que el coronavirus les ha dado una mayor relevancia social y una mayor visibilidad. Y es justo decir que han cumplido con todas y cada una de las expectativas que había depositadas sobre ellos. Por eso, sus números son mejores que los que tenían hace dos años. Se lo han ganado a pulso, qué duda cabe.

Es cierto que, ya antes de la pandemia, el sector de la limpieza venía viviendo un crecimiento que alimentaba las esperanzas puestas en el futuro. Según una noticia publicada en la página web de la agencia de noticias Europa Press, en el año 2018 el sector facturó 10.425 millones de euros en España, lo que implicaba un crecimiento del 2’9% en función de los datos que se venían manejando desde el año anterior. Y todavía no había coronavirus. La verdad es que, con independencia de lo que ha venido ocurriendo desde marzo del año pasado, la limpieza ya era algo que los españoles catalogan como importante para su día a día.

En el año 2019, además, siguió creciendo la importancia de esta actividad como reflejan los datos de facturación que recogió el portal web Interempresas y que ponían en evidencia que se había incrementado en un 2% los ingresos del sector. Se trataba de una noticia importante y que es evidente que potenciaba todo lo que os hemos venido comentando hasta ahora. Somos plenamente conscientes de que, a mayor limpieza y orden, más opciones de vivir como realmente queremos. Esta afirmación, que parece tan simple, nunca ha sido tan evidente en otras épocas de nuestra historia.

Una limpieza que trasciende de nuestro hogar o lugar de trabajo

Mantener un entorno limpio y cuidado es algo que habla bien de nosotros y nosotras. No cabe ninguna duda de que, en caso de que recibamos visita, se genera una imagen muy positiva del trato que le damos a las cosas y la pulcritud con la que trabajamos o pasamos nuestro tiempo libre. Y eso es importante, porque esa pulcritud normalmente trasciende a nuestra imagen personal, que es uno de los valores más importantes para todo el mundo en los momentos en los que nos encontramos y teniendo en cuenta, sobre todo, la sociedad digitalizada y de imagen en la que vivimos.

Está claro que, para conseguir esa buena imagen de la que hablamos, es necesario que tengamos en cuenta que debemos trabajar otro tipo de asuntos (debemos ser amables, solidarios y tener don de gentes, por ejemplo, para disponer de una buena imagen) pero está claro que hay pocas cosas, por no decir ninguna, que tengan una importancia más grande que la que lleva asociada el hecho de no andarnos con chiquitas en lo que a limpieza se refiere.

Merece la pena que en nuestra vida tengamos orden, limpieza, higiene y todos los valores que podamos asociar a este tipo de cuestiones. Es básico que así sea, porque no cabe duda de que todo eso nos termina configurando como personas y nos hace más eficaces, más eficientes y más felices. Nunca podemos olvidar o perder de vista la relevancia social que tiene (al margen del coronavirus) el cuidado de las cosas y de los entornos, la necesidad de mantenerlos a salvo de la suciedad, del desorden. La inversión de tiempo y de dinero que ello requiere es mínima en comparación con los beneficios que produce. Y tenemos que sacar rédito de eso.

 

Ventajas de instalar un toldo en casa

¿Estás pensando en instalar un toldo en tu casa? ¿Necesitas protegerte del sol? Si es así este artículo te puede venir de perlas, ya que te vamos a explicar las principales ventajas de disponer de un toldo. Unas ventajas que te pueden servir de gran ayuda para descubrir si es la solución perfecta para tu hogar y tomar la decisión final.

  • Podrás disfrutar del exterior durante todo el año

La principal ventaja de instalar un toldo es que te permite disfrutar de los espacios exteriores durante cualquier época del año. Y es que los toldos dan sombra, como todos sabemos, pero también permiten disfrutar de exteriores incluso cuando está lloviendo. Así podrás disfrutar de tu terraza, jardín o balcón durante cualquier día del año. Aunque si bien es verdad, que si la lluvia es considerable lo mejor es guardar el toldo para evitar que sufra daños y se deteriore. Sin embargo, si la lluvia es leve no suele haber problemas. Aunque siempre es conveniente consultar al fabricante.

  • Los toldos protegen de las inclemencias meteorológicas

Como ya hemos indicado en el punto anterior la principal ventaja de los toldos es que permiten disfrutar de los exteriores durante cualquier época del año. Pero es que no solo eso, sino que también protegen tu casa y tus muebles de las inclemencias meteorológicas como la lluvia o el viento.

Por ejemplo, es normal que las puertas de exteriores y ventanas sufran y se ensucien con la lluvia o el viento. Pues esto se reduce en gran medida con la instalación de un toldo. También los toldos reducen la incidencia de la contaminación en puertas y ventanas exteriores, así como del salitre en zonas costeras.

  • Permiten reducir los gastos de energía

Otra ventaja de instalar toldos en el hogar es que permite reducir los gastos de energía, principalmente los derivados de la calefacción y el aire acondicionado. Esto se debe a que permiten mantener una temperatura ideal si se utilizan de manera inteligente. Por ejemplo, con la instalación de un toldo durante el verano se consigue que los rayos del sol no ingresen al interior del hogar, haciendo que la temperatura sea más agradable y reduciendo la necesidad de encender el aire acondicionado a tope. Por supuesto, el toldo no hará que tu casa esté fría en verano, pero si reducirá la concentración de calor y podrás poner el aire acondicionado en una temperatura más alta o necesitarás encenderlo durante menos tiempo.

  • Existen multitud de toldos diferentes

Continuamos con otra ventaja de los toldos. En este caso se trata de la amplia variedad de modelos y diseños que se pueden encontrar en el mercado. Debido a que existen multitud de toldos diferentes se pueden instalar en prácticamente cualquier tipo de ventana o espacio. “Existen toldos verticales, de tipo telón, correderos, de tipo marquesina o capota, toldos cortina… Y optar por un tipo de toldo u otro dependerá de diferentes aspectos como el espacio, las necesidades o el presupuesto”, indican desde Toldos Clot, empresa de toldos en Barcelona que cuenta con más de 30 años de experiencia.

Además, no solo hay multitud de toldos diferentes, sino que existe una amplia variedad de accesorios. Se pueden instalar motores en los toldos para poder abrirlos y cerrarlos con un mando, pero incluso existen sensores de viento que cuando detectan una velocidad del viento alta que puede dañar la estructura o la tela se cierran de manera automática.

  • Son más económicos

También hay que indicar que los toldos son una de las soluciones más económicas. Y es que suelen ser mucho más baratos que las pérgolas. Aunque también hay que recordar que existe una amplia variedad de toldos y optar por un modelo u otro puede cambiar de manera considerable el precio. Otra cuestión que puede hacer variar bastante el precio es la instalación, ya que cada profesional suele tener una tarifa.

  • Se instalan fácilmente

Y la última ventaja a señalar es que los toldos se instalan fácilmente y de una manera muy rápida. Por lo que no tendrás ningún inconveniente de tener que realizar una gran obra, ya que en la mayoría de casos el mismo día de la instalación podrás disfrutar del toldo.

En resumen, estas son las principales ventajas de instalar un toldo. Si estás pensando en instalar esta solución en tu hogar para poder disfrutar del exterior durante cualquier época del año esperamos que este artículo te haya sido de ayuda para tomar la decisión final.