Consejos para transportar muebles

Si te encuentras en la situación de mudarte de hogar, tenemos una serie de consejos para el transporte de los muebles de forma segura. Recordemos que, como nos aseguran los expertos de mediterraneoexpres.es, los muebles son un artículo de gran fragilidad y que se puede dañar mientras se transporta, tanto por arañazos como pequeñas roturas de sus accesorios. Por todo ello se deben preparar bien antes de que sean transportados, durante e igualmente en el destino final en el caso de que haya que proceder a su montaje.

Así que, si dentro de poco te toca una mudanza o transporte de muebles, te conviene leer estos consejos:

Retirada de lo que esté en cajones

Debes quitar todo lo que tengas en los muebles, en especial en los cajones o armarios. Por esto vas a poder evitar que los artículos dañen al interior de los muebles mientras se produce el transporte.

Desmontaje de los muebles de gran tamaño

Los muebles de reducido tamaño no tienen que ser desmontados, pero los de importantes dimensiones como las estanterías o los armarios se deben desmontar para que entren sin problemas por puertas o ascensores.

Antes de ponerse a ello hay que estudiar como es debido los muebles que son necesarios desmontar. Además del propio tamaño, el peso también es importante y hay que valorarlo.

Conserva los tornillos y tuercas junto al mueble

En el momento en que se desmonte el mueble hay que guardar la totalidad de tuercas y tornillos, además de usar las herramientas más adecuadas.

Uno de los trucos para que no se pierden los tornillos del mueble es proceder a ponerlos en una bolita de plástico que se guarde en el interior del mueble o pegar la bolsa con fiso a una pieza.

Embalaje como un profesional para evitar los golpes

Si se quieren evitar los golpes para los muebles en el transporte, deben ser embalados bien, tal y como lo haría un profesional. Hay diferentes formas de hacerlo, pero con plástico de burbujas suele ser lo más normal. Un producto que se compra en la red de redes o en cualquier ferretería, siendo bastante barato, pese a que hay otros métodos más baratos, pero de menor seguridad.

Una forma económica de protección de los muebles es con cartón, pudiendo usar cajas de gran tamaño, rompiéndolas y usando el cartón para poder embalar las piezas de los muebles. Las cajas se pueden pedir a los negocios de la zona. A todos estos los productos les van llegando en cajas de cartón que por lo general se tiran, lo que hace que si se pide con antelación te las puedan guardar y sin pagar un euro.

Y el método para el embalaje es con un film estirable, aunque también hay que decir que es un producto que por lo general amortigua peor los golpes que el plástico de burbujas o el cartón. Para que se amortiguen bien los golpes es necesario usar mucho film con capas.

Precaución en el transporte

En cuanto los muebles estén preparados y debidamente protegidos, hay que proceder al transporte. Si se opta por hacerlo uno mismo con el vehículo particular hay que ser cuidadoso conduciendo, donde se deben evitar mejor los frenazos o movimientos con brusquedad.

De la misma forma hay que tener cuidado cuando se transportan los muebles de la casa al vehículo. Hay que tener precaución con las esquinas del mobiliario y depositarlos en el suelo.

Confía en profesionales

En el caso de que se quieran dar garantías de mayor seguridad en el transporte, el confiar en profesionales del sector de la mudanza es la mejor opción. Al final están acostumbrados a transportarlos, desde el punto de origen al destino que les digamos.

Igualmente se pueden encargar del montaje del mobiliario, pero en este proceso hay que tener precaución con los artículos, pues un mueble es un elemento que debe ser manipulado cuidadosamente y almacenado.

Esperamos que después de todos estos consejos tengas un poco más claro que es lo que puedes hacer el transportar tus muebles, pues si tienes más decidido lo que quieres seguro que vas a tardar menos e incluso ahorrarás a la larga tiempo y dinero a la hora de hacer el transporte de mueble que pretendas realizar.

Sin duda estamos ante una operación que se debe hacer con la máxima seguridad posible, pues de ello depende que los enseres lleguen en el mejor estado posible. Desde aquí os deseamos suerte en el caso de que tengáis un transporte o mudanza en próximas fechas.

3 recetas de gin tonic perfectas para degustar con amigas

Si eres una apasionada de los gin tonics estate atenta a este artículo porque no solo te vamos a dar 3 recetas ideales para degustar con amigas, sino que te vamos a explicar algunos trucos que te ayudarán a preparar el combinado perfecto.

  • Versión clásica

Dicen que siempre hay que comenzar por el principio, por eso nuestra primera receta es la versión clásica de Gin tonic. Una receta tradicional que gusta a cualquier tipo de persona.

¿Y qué necesitas para preparar un gin tonic clásico? Pues fundamentalmente una buena ginebra. Aquí para gustos colores, pero debes saber que la opción que escojas marcará el resultado del cóctel. Además de la ginebra tendrás que tener cubitos de hielo y tónica, preferiblemente una versión tradicional.

Para preparar este gin tonic clásico tendrás que poner un par de hielos en una copa, posteriormente echar un buen chorro de la ginebra escogida y después añadir la tónica. Según los expertos si la tónica es de botellín se debe echar todo el líquido. Y así ya tendrías listo un gin tonic tradicional, pero si eres de gustos más exóticos continúa leyendo.

  • Gin tonic con toque de pimienta

Otra receta que puede gustar a cualquier amante del gin tonic es una versión con toque de pimienta. Sí, uno de los ingredientes para preparar esta bebida va a ser pimienta. Pero también necesitarás manzana, tónica, hielo y bayas de enebro. Por supuesto además de todo esto no puede faltar una buena ginebra.

Para la preparación lo primero que hay que hacer es echar dos hielos en una copa de balón. Después se añade la ginebra. Posteriormente, hay que echar unas cuantas bayas de enebro y un par de bolas de pimienta (sin moler). También para aportar un toque dulce puedes añadir una rodaja de manzana roja que puedes colocar de manera bonita decorando la copa. Ahora, tan solo quedaría echar la tónica en la copa y degustar.

  • Gin tonic de frutos rojos

Esta para mi gusto es mi receta favorita de este artículo, ya que es una versión dulce del gin tonic y que además estéticamente queda perfecta. Para prepararla en esta ocasión necesitarás frutos rojos como arándanos, frambuesas o moras. Yo te recomiendo comprar una bolsa de frutos rojos congelada, ya que es más económica y ni siquiera tienes que descongelar las frutas para el cóctel, porque así aportan frío a la mezcla.

Además de los frutos rojos necesitarás tónica, que en este caso a mi me gusta utilizar tónica con sabor a fresa. Este tipo de tónica la encontrarás en cualquier supermercado y aporta un sabor diferente y muy suave al gin tonic. Y la lista de ingredientes se termina con hielo y por supuesto, ginebra.

Para la preparación comienza echando un par de cubitos de hielo en una copa de balón, añade un poco de ginebra y después un puñado de frutos rojos. Por último, vierte la tónica y ya podrás disfrutar de un gin tonic dulce y refrescante.

Trucos para preparar cualquier gin tonic

Ya os hemos acercado tres recetas de gin tonic con opciones para todos los gustos. Pero también os vamos a explicar algunos trucos que pueden ser de gran ayuda para preparar cualquier gin tonic.

El primer truco es escoger la copa idónea. Para los gin tonics se recomienda usar copas de balón, pero en especial hay un modelo perfecto para esta bebida, que se trata de la copa de balón Havana. “Este tipo de copa ayuda a oxigenar mejor la bebida y también gracias a su diseño se evita que el gin tonic se caliente al coger la copa”, explican desde Giona Company, empresa que se dedica al diseño y comercialización de productos para hostelería que entre su catálogo de copas se encuentra este modelo.

También debes saber que los bármanes recomiendan no echar más de 3 ingredientes a cualquier gin tonic, ya que en esta bebida menos, es más. Además, cuando se añaden más ingredientes de la cuenta se puede complicar incluso beber la mezcla.

Y el último truco es utilizar una cuchara para servir la tónica o al menos, hay que inclinar la copa y verter la tónica poco a poco. Esto evita que la tónica pierda burbujas para que el gin tonic cuente con gas.

Esperamos que tras la lectura de este artículo podáis preparar unos gin tonics de escándalo para sorprender a vuestros seres queridos, pero sobre todo para disfrutar junto a ellos.

Looks para el verano sin gastar demasiado

El verano es la época más divertida del año y en la que disfrutamos más al aire libre, pues las temperaturas propias de la estación, nos obligan a estar frescos y ligeros. Pero eso no significa que debamos sacrificar nuestro estilo. Por el contrario, es el momento ideal para probar cosas nuevas y divertirnos en el proceso.

Pensando en precisamente la diversión, la comodidad y la frescura que necesitamos durante el verano, las especialistas de Joana Diestre compartieron algunos consejos útiles para mantener un look impecable durante el verano sin tener que gastar demasiado.

¿Qué necesitamos para tener buenos looks durante el verano?

Cuando pensamos en renovar el armario, solemos tener en mente que esto ocasionará un gran hueco en nuestras finanzas, cuando la verdad es que no es necesario gastar demasiado si elegimos las piezas adecuadas y las combinamos con otras para crear diferentes looks.

Esto aplica tanto para hombres como para mujeres y en ambos casos es posible tener un verano lleno de estilo y diversión, gastando menos.

Consejos para hombres

Contrario a lo que se puede pensar, los caballeros también tienen muchas opciones a la hora de vestir durante el verano, pues la elección de piezas básicas que pueden ser fácilmente combinables, les dará un abanico grande de posibilidades. Estas piezas son:

  • Las bermudas

Estas piezas son especialmente utilizadas en la temporada veraniega y se tornan llamativas o explosivas con la ayuda de colores y estampados, en este particular, los últimos años se han popularizado los estampados de motivos naturales, mucho más que los patrones tradicionales de rayas o cuadros. Pero si los estampados muy arriesgados no son del gusto de la persona, los shorts en tonos sólidos pueden ser los mejores compañeros en la estación.

Idealmente es buena opción elegir una bermuda en algún tono diferente al clásico marino tradicional (blanco o azul) y decantarse por tonos rojos, amarillos, naranjas, grises o verdes. La gran ventaja de estos es que pueden ser fácilmente combinables con camisetas básicas o estampadas, según los gustos individuales.

  • El lino está de moda

Las prendas de lino son el referente máximo del verano.  Este tejido aparece en múltiples piezas que se reinterpretan para siempre estar vigentes y dar un estilo agradable y fresco. Una de las formas más simples de lograr un buen look con este tipo de tejido es el “degradado de tonos”, y consiste en unir prendas de lino dentro de una misma paleta cromática. La regla es que las piezas siempre sean de colores similares, idealmente para el verano, los tonos de la naturaleza son la mejor opción, azules, verdes y tonos tierra.

  • El oversize es tendencia

Cada vez son más los formatos amplios, holgados y de tiro alto los que dominan los mejores looks masculinos. Pero no solo son los pantalones, las camisetas, camisas y zapatos se mueven en clave oversize. Para crear un look en tendencia, además de básico para llevar en el verano, solo es necesario una trilogía de piezas: jeans, camisetas y zapatillas deportivas.

  • Los accesorios y el calzado hacen la diferencia

Las gorras, relojes, gafas de sol y el calzado cambian por completo el estilo. Por lo que dependiendo de la ocasión el uso de estos es fundamental para crear un look distinto. Si se combinan unas bermudas con una básica, una gorra y unas zapatillas deportivas, es un look bastante informal. Pero si a esas mismas piezas de ropa se utilizan sin gorra, con unos zapatos estilo converse, un reloj metalizado y unas gafas de sol de tipo aviador, el look es uno más casual y más acorde para salidas a cenar y a disfrutar de la noche veraniega.

Lo importante es que las piezas que se elijan estén en concordancia con los gustos de quien va a usarlas, porque recordemos que la idea es pasarlo bien y disfrutar del verano sintiéndose cómodos y seguros.

Consejos para las mujeres

Para las mujeres el verano también es un momento en el que disfrutar de los juegos propios que da la estación en relación a la ropa para usar.

En el caso de las damas, mantenemos la premisa de gastar dinero en piezas básicas que permiten múltiples combinaciones, pues eso garantizará diferentes looks a lo largo del verano haciendo modificaciones simples. Algunas de ellas son:

  • Mini shorts y faldas

Esta pieza es una de las más importantes del verano porque ayuda a mantenerse fresca. Los mini shorts o faldas no solamente son estéticamente agradables, sino que según los tonos, estampados o materiales elegidos, pueden estar acorde para muchas ocasiones, cambiando un poco los accesorios y el calzado (de lo que hablaremos más adelante)

  • Pantalones de estampado o colores fuertes

El verano es el momento ideal para utilizar colores intensos y vibrantes, por ello un par de pantalones estampados de flores o palmeras, o en colores fuertes como fucsia, rojo, morado, azul  o verde, son una excelente opción para dar un toque interesante al look veraniego. Los puedes combinar fácilmente con accesorios y calzados diferentes para crear looks de trabajo o para salir a disfrutar del buen tiempo con amigos.

  • Blusas y camisetas blancas

Las blusas y camisetas blancas son piezas fundamentales en el armario de una mujer, pues son fácilmente combinables con múltiples piezas, y siempre dan la sensación de frescura y comodidad. En verano se puede optar por modelos sin manga y de tejidos suaves y ligeros. Los toques especiales cuando se usan estas piezas vienen de la mano de los accesorios y de si se usan pantalones largos, cortos o faldas.

  • Vestidos largos y cortos

Conocidos en el mundo de la moda como Little Dress o Maxi Dress, estas piezas son atemporales y se podrán usar no solamente un verano específico, pues siempre son una buena opción que logra hacer sentir cómoda a quien lo usa.

Los Little Dress en verano son imprescindibles, los colores más populares son los tonos pasteles, beiges y blancos. Las reglas para este tipo de vestidos es que entalle a la perfección y que funcione para el día y para la noche, en este caso lo ideal es que sean modelos neutrales que puedan ser adaptados a las necesidades según el tipo de accesorio y de calzado que se use, pues pueden funcionar perfectamente con zapatillas deportivas durante el día dando un look casual, o con sandalias de tacón para la noche para una cena especial.

En el caso de los Maxi Dress su principal característica es la comodidad y la sensación de relajación que producen en quien los lleva. Combinarlos es muy sencillo y funcionan tanto para el día como para la noche, el truco es utilizar piezas complementarias según la hora en la que se usará, si hablamos de una tarde de chicas, una camisa de denim y unas zapatillas converse lo convierten en un look informal y relajado. Mientras que si se utiliza junto con un blazer y una sandalias de tacón, es ideal para una cita en la noche veraniega.

  • Blazer blanco

Esta pieza puede combinarse sencillamente con todo lo que tengamos en el armario, desde outfits de trabajo, hasta una fiesta en la playa de noche, el cine, un bautizo, una fiesta, etc. Un blazer blanco hace que no se pierda la frescura de la temporada de sol y a la vez le agrega un toque de elegancia y sofisticación al look.

  • Calzado y accesorios

En este punto aplica lo mismo que en el caso de los caballeros, el tipo de calzado y los accesorios que se decidan utilizar, le da un giro a cualquier look. La diferencia es que para las mujeres suelen haber muchas más opciones, o por lo menos en lo relacionado a los accesorios.

Sin embargo, es importante no abusar de los accesorios, pues logrará el efecto contrario. Si se utiliza un collar grande y llamativo, idealmente debe combinarse con aretes pequeños y pulseras delicadas, pues si todo es grande y muy atrayente, se pierde el efecto y visualmente no es tan agradable. El truco es escoger el punto que queramos resaltar y usar en él el accesorio más impactante.

En relación al calzado lo ideal es que lo que se adquiera sea en colores que puedan combinarse sin problema, en verano los tonos claros, blancos, pasteles o “nudes” son los predilectos, tanto en sandalias como en deportivas.

Si bien la lista parece larga y costosa, la verdad es que en el mercado hay muchas opciones que no generan mucho gasto. Lo importante es entender que comprando piezas como las que hemos conversado, no estamos invirtiendo solamente en este verano, sino que serán piezas que podremos reutilizar los próximos, así como también durante una parte de la primavera.

Lo que sí debemos tener en mente es que todo gasto que hagamos debe inteligente, pues si se toman en cuenta las piezas más básicas y más utilizadas, a largo plazo es sencillo comprar algunas piezas para combinarlas con ellas, más no se tendrá que comprar demasiado, porque ya tenemos las piedras angulares de los looks de verano.