Contrata un buen abogado y soluciona todos los problemas que se te presenten

En la vida nos surgen multitud de problemas por diferentes motivos y es que ya sean estos familiares, profesionales, por amistad o por qué nos caigan de rebote… lo cierto es que es muy complicado que llevemos una vida realmente tranquila. De hecho, cuando más tranquilos creemos que estamos, normalmente es en ese momento en el que aparece algo con lo que no contábamos. En este sentido, sobre todo en la actualidad y dado lo que está ocurriendo con la pandemia, lo cierto es que cada vez es más fácil que nos quedemos sin trabajo, que rompamos con nuestra pareja, que no podamos hacer frente a una factura o que tengamos que acoger a un familiar o allegado en nuestra casa porque este no puede hacer frente a todos los gastos que se tienen en la actualidad con sueldos que, cada vez son más precarios. Es por todo ello por lo que cada vez se hace más vital contar con los servicios de un abogado y es que solo de esta forma podremos hacer frente a todo aquello que se nos presente con la seguridad de tener un profesional de la legislación a nuestro lado.

Un abogado, aunque no es un salvador, lo cierto es que si que es un facilitador para nuestras vidas y es que gracias a él podemos hacer frente a todas las diferentes cuestiones que se nos presenten, pero no solo eso, sino que también podremos reclamar todos nuestros derechos, los cuales, en muchos casos, hemos ido viendo como nos los han ido quitando poco a poco durante la pandemia. Es por todo ello por lo que, si vosotros no contáis con un buen abogado de confianza, nosotros os recomendamos que os decantéis por los servicios de tfs Abogados & Asesores y es que ellos cuentan con una amplia variedad de servicios que a bien seguro os servirán para dar respuesta a todas y cada una de vuestras necesidades. Unas necesidades que, entre otras, pueden tener que ver con:

  • Brindar asesoría legal a empresas o personas jurídicas. Entre las actividades se incluyen las siguientes: conformar, gestionar y finiquitar compañías, empresas, fundaciones, sociedades comerciales y civiles, trámites de reorganización de accionistas, fusión y separación de firmas, asesoramiento legal de la compañía, compromisos financieros, comerciales, laborales y tributarios. Además, están capacitados para reclamar, cobrar y finiquitar, pagos, deudas, compromisos, obligaciones, ya sean con entidades financieras, empresas o personas naturales.

Asesorar, representar y asistir a reuniones como juntas de socios, reuniones de propietarios, asambleas de accionistas, etc., registrando los puntos a tratar y los acuerdos establecidos también forman parte de las funciones del abogado de empresas.

Por otro lado, también participa como mediador en situaciones de conflictos y contradicciones, ya sean familiares, comerciales, laborales, financieras o empresariales, para la resolución de problemas con equidad.

  • Defender los derechos de sus clientes en caso de accidentes personales o laborales. El abogado representa a su cliente ante los responsables, ya sea el patrono, instituciones públicas o empresas aseguradoras. Gestiona y reclama beneficios contractuales, laborales y de seguridad social, tales como, sueldos y salarios, bonos, contrataciones colectivas, seguridad en el trabajo, ambiente laboral, despidos injustificados, pensiones, jubilaciones, incapacidad por enfermedad.
  • Representar a sus clientes ante los tribunales u organismos públicos. Cuando una persona recibe una sanción o castigo como consecuencia de faltas incurridas, incumplimiento de obligaciones, pagos vencidos, entre otros, tiene el derecho de ser representado por un abogado.

Éste puede representar a sus clientes ante denuncias en el ministerio público por violación de derechos, mala praxis médica, acoso sexual, abuso de poder, hechos de violencia, robo, asalto, entre otras faltas, ya sea para acusar o defender las partes implicadas.

¿Cuáles son las garantías de servicio del abogado?

Los servicios que presta un abogado en defensa, representación y asesoría de los derechos y beneficios de su cliente, cuentan con un conjunto de avales o garantías, en cuanto a su formación, sus normas éticas y su responsabilidad para con dichos clientes.

  • Garantía o aval de formación. El abogado estudió en una Universidad la carrera de Licenciado en leyes o Derecho, también forma parte de un sistema de actualización de sus conocimientos, mediante formación permanente, garantizando así a sus clientes buenas asesorías.
  • Aval de normas de trabajo. El abogado se rige por un conjunto de normas y valores que orientan su actuación o Código Deontológico, mediante su cumplimiento se identifica con su gremio agrupado en un Colegio de abogados, al cual debe estar asociado obligatoriamente.
  • Garantía o aval de compromiso. Es obligatorio que contrate una póliza de responsabilidad civil, para garantizar que les reparará los daños y perjuicios a sus clientes en consecuencia de errores o faltas en las gestiones por negligencia profesional.

Deja una respuesta