Acuarela para principiantes: ¿Qué materiales necesitas para comenzar?

Resumen
La pintura con acuarelas es una de las actividades favoritas para todos los amantes del arte. Se trata de una técnica no demasiado complicada y asequible, que resulta muy adecuada para todo aquel que quiera iniciarse en le mundo del dibujo y la pintura. Te explicamos todo lo que necesitas para comenzar.
Artículo Completo

La pintura con acuarelas es una de las actividades favoritas para todos los amantes del arte. Se trata de una técnica no demasiado complicada y asequible, que resulta muy adecuada para todo aquel que quiera iniciarse en le mundo del dibujo y la pintura. Te explicamos todo lo que necesitas para comenzar.

Materiales que vas a necesitar

En primer lugar, haremos un repaso de los materiales que vas a necesitar para iniciarte en el mundo de la acuarela. Nuestro consejo es que te hagas con un equipo básico, y que éste vaya mejorando según vayas perfeccionando tu técnica. Necesitarás tres elementos básicos: papel para acuarelas, diferentes tamaños de pinceles y acuarelas (en pastilla, en tubo, o lápices acuarelables)

Papel para acuarela: El soporte natural de la acuarela es el papel. Existen diferentes variedades de papel para acuarela que cuentan con un grosor diferente. Van de los 180 a los 800 gramos. Recuerda que cuanto más grueso sea el papel mejor aguantará el agua que utilizaremos con la acuarela. El papel ideal para principiantes es el que se acerca a los 300 gramos, ya que soporta perfectamente la mezcla de pintura y agua.

A la hora de elegir tu papel de acuarela, no solo deberás tener en cuenta el grosor. También es muy importante el grano (fino, medio o grueso). El más idóneo para comenzar es el fino, ya que el agua fluye más fácilmente en él. Los papeles de acuarela se pueden comprar por unidades o normalmente encontrarás algunos blocs.

Pinceles: El siguiente paso que deberás seguir es el de escoger unos pinceles que se adecúen a la técnica con acuarela que vas a realizar. Para comenzar, te recomendamos que utilices pinceles redondos. Los podrás identificar fácilmente porque cuentan con una punta afilada en forma de flecha. Necesitarás tres tamaños: grande (número 10-12) para realizar el fondo o trazar grandes superficies, mediano (número 6-8) para llevar a cabo el grueso de la obra y pequeño (números inferiores al 6) para los detalles.

Tipos de acuarelas

A diferencia de las pinturas al óleo, usualmente las acuarelas se terminan en una sola sesión.

Existen diferentes tipos de acuarelas:

«En primer lugar, es aconsejable utilizar las acuarelas en pastilla para iniciarse en este arte. Cuando se tiene la técnica básica dominada, se puede comenzar a utilizar las acuarelas en tubo, y cuando la obra requiera de más precisión en los detalles, se pueden incluir en ella los lápices acuarelables», recomiendan desde la tienda ArteSpray.

Acuarelas en pastilla: Las acuarelas en pastilla son las conocemos de toda la vida ya que son las que utilizamos cuando somos pequeños. De la misma manera, cuando empezamos a pintar de adultos, solemos comprar una caja de acuarelas en pastilla porque son las más conocidas. Su utilización es de lo más sencilla. Mojamos la punta de nuestro pincel y lo frotamos ligeramente sobre la pastilla que deseemos.

Cuentan con algunas ventajas: el pigmento está seco y duran muchos años. Si no es una práctica que vayamos a realizar muy a menudo, es recomendable adquirir este tipo de acuarelas. Las cajas de acuarelas en pastilla cuentan con una gran gama de colores, por lo que veremos cubiertas las necesidades de nuestra paleta en una sola compra. Además, con poca cantidad de pigmento podemos conseguir mucha mezcla, por lo que resultan económicas.

Acuarelas en tubo: Este tipo de acuarela viene envasada en un pequeño tubo. Es la más utilizada por los artistas profesionales. Tiene la misma calidad que las acuarelas en pastilla, pero su tratamiento es ligeramente diferente en cuanto a la forma de pintar. Su característica principal es que ya viene fresca, húmeda y cremosa, por lo tanto, no tendremos que añadirle agua y podremos pintar directamente con ella.

Al aplicar la pintura directamente desde el tubo, podemos crear más texturas en nuestra obra. Son menos sucias y el pigmento está más finamente molido. Sin embargo, su coste es más elevado y al ser más húmedas tardan más en secar.

Lápices de acuarela: Los lápices de acuarela (o acuarelables) se utilizan como los lápices de colores normales, solo que, al diluirlos con agua, permiten realizar un gran número de efectos pictóricos. En una obra pintada con acuarela, son el complemento ideal para trazar los detalles: destellos y reflejos del agua, juegos de luces y sombras, vegetación, etc.

 

Últimas Publicaciones
Tocados para bodas

Tocados para bodas

¿El tocado es solo cosa de la madrina? Esta pregunta suele hacerse en selectos círculos de sociedad cuando se presenta…
Los quesos españoles, un producto de calidad con interesantes denominaciones de origen

Los quesos españoles, un producto de calidad con interesantes denominaciones de origen

El queso español es uno de los productos más interesantes que nos podemos encontrar en nuestro país y es que…
Acuarela para principiantes: ¿Qué materiales necesitas para comenzar?

Acuarela para principiantes: ¿Qué materiales necesitas para comenzar?

La pintura con acuarelas es una de las actividades favoritas para todos los amantes del arte. Se trata de una…