Ahora que vuelven las reuniones de familiares y amigos, no falles con las copas

Poco a poco vamos recuperando la normalidad y prueba de ello la encontramos en que ya se van relajando las diferentes restricciones con las que cuenta nuestro país. Además, todos los países que se encuentran en nuestro entorno también han ido relajando las medidas aplicadas con el paso de las fechas y es que día tras día, con la llegada de nuevas vacunas y con el aumento en el número de entregas de las que ya teníamos, lo cierto es que las cifras de la pandemia van disminuyendo, aunque a paso lento, van bajando día tras día. Así, esto propicia que, aunque todavía con mascarilla y manteniendo una distancia prudencial, lo cierto es que poco a poco vamos recuperando la normalidad en nuestro día a día. Desde volver a disfrutar de la cultura en directo, a volver a quedar con los amigos y familiares, todo va volviendo. Es por ello por lo que ahora que vuelven las reuniones de familiares y amigos, te recordamos que es muy importante que no falles con las copas para poder presumir de buen anfitrión.

Como os decimos, aunque pongamos todo de nuestra parte, lo cierto es que para ser un buen anfitrión debemos de tener claras una serie de cuestiones y es que más o menos todos tenemos controlado para que es cada tenedor o cada cuchillo, pero, ¿sabemos para qué es cada copa? A continuación, os ayudamos a diferenciarlas:

  • Copa Flauta. Se usa también para servir el champagne. Al igual que ocurre con la Tulipán, su forma evita la pérdida rápida del gas.
  • Vaso Huracán. El vaso huracán (hurricane glass) tiene un aspecto muy atractivo, con forma de huracán y con una gran capacidad, es un recipiente perfecto para copas y cócteles tropicales, exóticos y con frutas que lleven importantes decoraciones. Es muy popular en el verano y en las playas, sobre todo para una piña colada o un chi-chi. Es un vaso cómodo llamativo y amplio, su capacidad aproximada es de entre 445 y 680 ml.
  • Copa para Vino Blanco. La copa de vino blanco posee un cuello largo para que sea sostenida por allí y no modifique la temperatura en la que el vino se sirve. A diferencia de la copa de vino tinto esta es más corta. Es de cristal suave y claro. El recipiente en sí es amplio, abriéndose hacia arriba. Es un diseño moderno, ideal para saborear a fondo la frescura del vino blanco y de algunos cócteles.Tiene una capacidad de aproximadamente entre unos 175 y 235 ml.
  • Copa para Vino Tinto. Con un aspecto sólido, como para reflejar la fortaleza de un buen vino tinto, este vaso es apropiado también para los claretes. El borde es lo suficientemente ancho como para permitir que el vino pueda respirar sin mayores problemas. La copa de vino tinto, a diferencia de la de vino blanco, tiene un tamaño más amplio, es más ancha y su boca es más grande, lo que permite respirar mejor al vino, exhalando correctamente su aroma. Por otro lado, y ahora al igual que en la copa de vino de blanco, su cuello es largo para no permitir que el calor de la mano modifique la temperatura del contenido. Esta copa se utilizará en la elaboración de algunos cócteles. Su capacidad es algo mayor que esta última y ronda entre los 235 y los 295 ml.
  • Vaso Pilsen. El vaso pilsen es largo y ancho, es muy atractivo y se utiliza prácticamente en la gran mayoría de los casos para servir una buena cerveza, aunque también se utiliza para preparar algunos cócteles. Su base es amplia y resistente, de un vidrio fuerte, tiene un peso algo mayor que los que hemos visto en general y su capacidad es aproximadamente de entre unos 300 y unos 475ml. Debe tomarse por la base al presentarlo.
  • Jarra de cerveza. La jarra de cerveza (beer mug) esta hecha de vidrio grueso, es consistente y generalmente tiene un peso más grande que el resto de los recipientes. Es el recipiente típico para servir cerveza y generalmente se coloca unos minutos en el congelador antes de servir cerveza en él, lo que le brinda una leve capa de hielo, ayuda a mantener la frescura de la cerveza y principalmente, mejora la presentación haciéndola más atractiva y vistosa. Es larga, ancha y tiene un mango, su capacidad generalmente varía aproximadamente entre los 300 y los 450 ml. Así, si vosotros queréis ser unos buenos anfitriones y servir una buena cerveza fresca en una jarra a la altura de las expectativas, nosotros os recomendamos que optéis por acudir a Giona premium glass, donde encontraréis las mejores copas para cada ocasión, algo que sin duda alguna os convertirá en los mejores anfitriones de la ciudad.
  • Jarra de café irlandés o vaso Toddy. La jarra de café irlandés (irish cofee mug) es el recipiente perfecto para bebidas y preparaciones que se sirven calientes, como por ejemplo el hot toddy o alguna copa con el típico y clásico licor irlandés Baileys. Es también una jarra relativamente amplia, tiene la medida justa para el tipo de copas en los que se utiliza y es cómoda, tiene un aspecto atractivo y posee un mango que cumple una importante función cuando se trata de tragos calientes que generalmente llevan café, chocolate, cremas y licores. Su capacidad estimada se encuentra entre los 235 y los 300 ml.

La copa Pousse-Café, una gran desconocida

La copa Pousse-Café es un vaso alto, muy estrecho, cuyo uso está limitado, prácticamente, a esa bebida. De todos modos, no faltan quienes lo usen para servir licores porque resulta ser un buen vaso para degustar licores caseros.

Deja una respuesta